Escapada con los niños a Cuenca y la ciudad encantada

Si quieres disfrutar de una agradable escapada con tus hijos, Cuenca tiene la esencia de pequeña ciudad-pueblo que la hace encantadora, además de muchos espacios naturales. Cuenca está dividida en dos zonas muy diferentes entre sí: la ciudad antigua y la ciudad nueva. La ciudad antigua se encuentra situada sobre un cerro rocoso.

Escapada con los niños a Cuenca y la ciudad encantada

Imagen

Cuando llegues a Cuenca con los niños te proponemos una visita con ellos al Museo de las Ciencias. Está en pleno casco antiguo de la ciudad, sobre dos antiguos edificios de la judería. Una vez en su interior podrás visitar las salas del Planetario que suelen ser las favoritas de los niños, y también la de Paleontología, o el Laboratorio de la Vida. Verás que es un museo interesante, divertido y con salas muy educativas.

Escapada con los niños a Cuenca y la ciudad encantada

Aquí también podréis conocer el Concavenator Corcovatus ‘Pepito’ para los amigos, el único dinosaurio con joroba conocido hasta el momento que fue hallado en un yacimiento en la Serranía de Cuenca y que se puede visitar en este museo, todo un hallazgo de una nueva especie de dinosaurios que llamará la atención de los niños. Los menores entran gratuitamente. Los sábado y domingos es gratis para todos.

visitar Cuenca con peques

Al terminar vuestra interesante visita al Museo de las Ciencias, qué tal si seguís vuestro recorrido por la Plaza Mayor de Cuenca, donde encontrarás raciones con todas las delicias gastronómicas de la zona para degustar en familia. Podrás pasear por sus calles y ver la pintoresca y colorida calle Alfonso VIII. Y la Catedral con su peculiar fachada.

casas colgadas Cuenca

Os invitamos también a hacer una caminata junto al río Huécar hacia el puente de San Pablo y las famosas Casas Colgadas, conocidas por sus destacadas balconadas de madera. Están suspendidas en el aire en un edificio del siglo XIV que son todo un emblema de esta ciudad encantada, y centro de todas las rutas turísticas por la ciudad. Toda una atracción también para tus hijos.

Cuenca en familia

Será emocionante para ellos atravesar contigo el puente de hierro de San Pablo sobre el rico Huécar, que une la ciudad con el Convento de San Pablo convertido hoy en Parador Nacional. Desde allí tendrás unas perfectas vistas de las Casas Colgadas.

Cuenca con niños

Y no dejéis de subir al Castillo de Cuenca, situado en la parte más alta de la ciudad y donde quedan los restos de la antigua muralla árabe, que regalan magníficas vistas de Cuenca. Aunque es la parte más estrecha de la ciudad, podrás ver al mismo tiempo una preciosa panorámica de las dos Hoces de los ríos Huécar y Júcar, de las montañas, y también las distintas iglesias y monasterios.

Escapada con los niños a Cuenca y la ciudad encantada

Y si dispones de más tiempo, no dejes de ir con ellos hasta el Nacimiento del Río Cuervo, cerca de la Vega del Codorno, un paraje natural de los Montes Universales. Puedes explicarles el encanto que tiene de que al nacer el río, sus aguas resbalan sobre un gran farallón rocoso formado por una serie de preciosas cascadas.

Escapada con los niños a Cuenca y la ciudad encantada

Acércate también con los peques a la Ciudad Encantada. Es una formación geológica en la que la caliza de su terreno ha sido objeto de la erosión pluvial a lo largo de miles de años. Se divertirán observando las formas llamadas el perro, la foca, la tortuga, los osos, el tobogán, y muchos más!

Imágenes: turismocuenca.com

Guardar

Guardar