Capadocia con niños, una región encantada en Turquía

Sería maravilloso dejarte hechizar con tus peques por Capadocia, en Turquía, uno de los paisajes más increíbles del mundo. Concretamente se encuentra en la meseta del centro de Anatolia, a una hora por avión desde Estambul. Es un paisaje lunar espectacular de tobas volcánicas con alocadas formas en sus rocas como quesos gruyère, casas de gnomos, o chimeneas salidas de cuentos de hadas, pintados en tonos que van del blanco al rosa, o al amarillo ocre.

Valles de Capadocia

Capadocia con niños, una región encantada en Turquía

Los valles de Capadocia se pueden recorrer a pié, a caballo, en burro o en globo. A los peques les encantará ir descubriendo las miles de formaciones naturales de los valles que componen esta región: Dervent, Zelve, Avcilar, Soganli, Guvercinlik y Asiklar.

Capadocia con niños, una región encantada en Turquía

Capadocia es uno de los puntos más famosos del mundo para volar en globo aerostático, toda una experiencia con niños para ver amanecer, junto con otros 50 globos, a través de sus campos.

Ciudades Subterráneas

Capadocia con niños, una región encantada en Turquía

Además de recorrerse los paisajes de toda la zona, no podéis dejar de visitar alguna de las 50 ciudades subterráneas en Capadocia, como las de Kaymakli, Ozkonak, Derinkuyu, Ozluce y Saratli, que son las más importantes. Las ciudades subterráneas fueron construidas por los pueblos de Capadocia para guarecerse de los ataques árabes y de otros pueblos.

Iglesias Rupestres

Capadocia con niños, una región encantada en Turquía

Las iglesias excavadas en la roca es otro de los motivos por los que es famosa Capadocia. Hay más de 300 y están decoradas con frescos realizados en diferentes épocas. Se recomienda visitar la «Iglesia Oscura», situada en el Museo al aire libre de Goreme, en el valle de Goreme. Fue uno de los principales centros religiosos durante el siglo XI, dedicado totalmente a la vida monástica.

Pueblo troglodita de Çavusin

Capadocia con niños, una región encantada en Turquía

Cerca de Göreme se encuentra el pueblo troglodita de Çavusin, rodeado por los fascinantes valles de la zona Kizilvadi. En el pueblo Cavusin podréis ver el sistema de las moradas trogloditas, que consiste en grandes formaciones exteriores de roca excavadas para vivir en ellas.

Alojarse con niños en Capadocia, Turquía

Para que tu viaje sea de lo más variopinta, te recomendamos tres alojamientos diferentes. Una primera residencia podría ser un guesthouse, casa de huéspedes con mucho encanto, al estilo B & B en un típico pueblo de montaña, de ambiente cálido y acogedor. Sus habitaciones son las conocidas «habitaciones cueva», excavadas en zonas de tobas que en verano suelen ser muy fresquitas, cada una distinta de la otra, pero todas muy confortables por su diseño típico de la región. Os recomendamos el encantador hotel Cappadocia Elkep evi boutique Hotel.

Capadocia con niños, una región encantada en Turquía

Una segunda noche podría ser en grupo con los niños en plena naturaleza. Les divertirá mucho dormir en tiendas de campaña en un precioso valle bajo las estrellas. Para este tipo de alojamiento está garantizado todo el material de acampada, sacos de dormir incluido.

Capadocia con niños, una región encantada en Turquía

Y por último podrías alojarte con los peques en una auténtica joya de hotel cueva. Son famosas en toda la región, y sus habitaciones suelen estar parcialmente talladas en el acantilado de toba en el mismo pueblo. Muchos hoteles cueva tienen hasta una pequeña piscina, con magníficas vistas al valle. El  Hotel Kelebek tiene espaciosas habitaciones y preciosos jardines repletos de flores.

Imágenes: descubrirmundo.com; wikipedia