Polos de manzana caseros

Esta receta de polos de manzana caseros es una idea sencilla y riquísima para que los niños de la casa coman fruta durante los días de calor. Además, si sustituyes los palos tradicionales de los polos por unas ramitas de árbol (como los de la fotografía) los peques se divertirán y disfrutarán aún más cuando se los coman.

INGREDIENTES

  • 5 manzanas golden
  • zumo de un  limón
  • 150 gr de azúcar
  • 25 cl  de agua
  • colorante alimenticio verde en gel

Cómo hacer Polos de manzana

  1. Pelamos las manzanas y las trituramos con la batidora. Añadimos el zumo del limón y 20 cl de agua. Batimos bien.
  2. Aparte, hervimos en un cazo 5 cl de agua con el azúcar. Removemos bien y con cuidado de que no se nos queme. Dejamos enfriar e incorporamos a las manzanas.
  3. Pasamos por un chino para que no nos queden grumos.
  4. Reservamos un poco de la mezcla y le añadimos unas gotas de colorante alimenticio en gel. Removemos bien para que el color verde sea homogéneo.
  5. Vertimos en los moldes sin llenar por completo.
  6. Si queremos decorar con las ramas, tenemos que colocar un poco de papel aluminio tapando el molde del polo (a modo de tapa). Clavamos las ramas (de esta forma no se moverán dentro del molde).
  7. Metemos los polos en el congelador.
  8. Pasadas un par de horas, sacamos los polos y terminamos de rellenar con la mezcla verde. Volvemos a meter en el congelador.

Receta original del libro «Glaces & sorbets», de Florent Marçaillan.

PUBLICIDAD