Pizzas hechas con piel de patata

Esta forma de preparar unas mini pizzas a los peques es de lo más original y fácil! Las patatas son un alimento muy energético y su piel contiene la mayoría de la fibra y otros nutrientes, como la vitamina C, por lo que podemos decir que estas pizzas son muy saludables para nuestros hijos, sobre todo si sustituimos el chorizo por verduras.

INGREDIENTES

Cómo hacer pizzas con piel de patatas

  1. Lavar muy bien las patatas y secarlas.
  2. Con un pincel de cocina untar la piel de las patatas con un poco de aceite de oliva. Echarles un poco de sal y meterlas en el horno a 200°C durante 30-45 minutos, hasta que la piel comience a ponerse crujiente.
  3. Partir las patatas por la mitad y con una cuchara sacar casi toda la patata, dejando solo una fina capa pegada a la piel para que no se rompa y aguante el peso del relleno.
  4. Untar por dentro con un poco de mantequilla derretida, y untar también la piel de la patata por fuera.
  5. Colocar las pieles de patata en una bandeja de horno y volver a hornear unos 5-7  minutos. Voltearlas con unas pinzas y hornear unos pocos minutos más.
  6. Mientras tanto trocea el chorizo o lo que te apetezca ponerle a las pizzas (aceitunas, pimiento verde, bacon, champiñones…).
  7. Rellenar las pieles de patata con el tomate, el queso rallado y el chorizo.
  8. Meter en el horno hasta que el queso se derrita (unos 4 ó 5 minutos).

Pizzas hechas con piel de patata

Vía: thepioneerwoman

SaveSaveSaveSave