Mini scones con dulce de leche

Estos bollos conocidos como scones, típicos de la repostería anglosajona, serán una auténtica delicia en el desayuno o la merienda de toda la familia. Puedes rellenarlos con dulce de leche, como en esta receta, o simplemente con un poco de mantequilla, mermelada o un poco de Nocilla. Su elaboración es sencilla y no tiene ningún secreto: lo único que debes recordar es no trabajar mucho la masa.

INGREDIENTES

  • 55 gr de mantequilla
  • 300 gr de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 150 ml de leche
  • 1 huevo batido
  • dulce de leche para el relleno (casero o comprado en el comercio)

PREPARACIÓN

  1. Tamizamos la harina y la ponemos en un bol. Incorporamos la sal, la levadura y el azúcar. Mezclamos bien.
  2. Añadimos la mantequilla, a temperatura ambiente y cortada en dados. Amasamos hasta que la masa nos quede un poco granulosa.
  3. Vertemos la leche y trabajamos la masa un poco, lo justo para que todos los ingredientes se mezclen bien.
  4. Ponemos la masa sobre la superficie de trabajo, enharinada, y la extendemos hasta los 3-4 centímetros.
  5. Con la ayuda de un cortador redondo (de 4 cm de diámetro) cortamos los scones y los vamos poniendo sobre una bandeja de horno recubierta de papel vegetal.
  6. Batimos un huevo y untamos los scones.
  7. Horneamos a 200° durante 15 minutos o hasta que se doren ligeramente.
  8. Dejamos que se enfríen, los partimos por el medio y rellenamos con dulce del leche.

Texto y fotografías por Leire Cookies para EntreChiquitines.com. Receta del libro «Un dulce en Londres», de Amelia Wasiliev.

PUBLICIDAD