Crema de espinacas y garbanzos

Las cremas y sopas son unas de las recetas que más nos apetecen en los días fríos de invierno, pero también es ideal para niños en cualquier otra época del año. De cena o como entrante, constituyen un plato rápido, completo y equilibrado para toda la familia. Para los peques, además, es una manera fácil de que coman verduras y aprendan a apreciar la riqueza de sabores de nuestra cocina mediterránea. En esta ocasión, os proponemos una crema de espinacas y garbanzos. Una receta que resulta perfecta para aprovechar, por ejemplo, los garbanzos que  hayan podido sobrar de otro día.

crema de espinacas y legumbres para niños

INGREDIENTES

  • 100 gr garbanzos cocidos
  • 300 gr de hojas de espinacas (frescas o congeladas)
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • 1 litro de agua
  • 1 cebolla
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 cuchara de aceite de oliva

Cómo hacer crema de espinacas y garbanzos

  1. En una cazuela, ponemos el aceite de oliva y la mantequilla a fuego suave.
  2. Incorporamos la cebolla picada y, cuando esté dorada, añadimos las espinacas.
  3. Tapamos la cazuela y esperamos 3-4 minutos.
  4. Vertemos los garbanzos (escurridos), la pastilla de caldo y el agua.
  5. Dejamos en el fuego durante 20-30 minutos . Trituramos con la batidora. Salpimentamos.
  6. Antes de servir, podemos añadir unos garbanzos que hayamos reservado o un poco de nata para espesar la textura.