Churros caseros con chocolate caliente

Los churros con chocolate caliente son una de las meriendas más populares del invierno. A los niños les encanta y son muy sencillos de hacer. Si no dispones de una churrera (en el comercio las hay desde 7 euros), puedes usar una manga pastelera con boquilla canelada. ¡Prepara una merienda casera y divertida creando formas diferentes, por ejemplo, corazones para el próximo San Valentín!

Churros caseros con chocolate

INGREDIENTES PARA HACER CHURROS CON CHOCOLATE

Para la masa de churros

  • 250 gr de harina
  • 250 gr de agua
  • 1 pizca de sal
  • azúcar para espolvorear

Para el chocolate a la taza

  • 60 cl de leche entera
  • 40 cl de nata líquida
  • 250 gr de chocolate

receta churros

PREPARACIÓN

  1. Ponemos la harina y la sal en un bol grande.
  2. Hervimos el agua y volcamos sobre la harina. Mezclamos bien hasta que la harina absorba todo el agua.
  3. Ponemos la masa (que debe ser consistente y no líquida) en la churrera (o manga pastelera).
  4. En un cazo ponemos abundante aceite de girasol. Escudillamos los churros en el aceite y los dejamos freir durante un par de minutos.
  5. Sacamos a una fuente recubierta de papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y espolvoreamos con azúcar.
  6. Mientras se enfrían los churros, preparamos el chocolate caliente. Para ello, ponemos a calentar en un cazo la leche y la nata (sin dejar que hierva). Incorporamos el chocolate partido en trozos y removemos con unas varillas poco a poco hasta que el chocolate esté fundido. Dejamos a fuego suave durante unos minutos, sin dejar de remover.

Churros forma corazón