Nuna selecciona la habitación de Noa como el espacio mejor diseñado para la vida familiar de España

Nuna, una colección de productos inteligentes para el bebé creada por diseñadores holandeses, ha realizado recientemente el concurso “Nuna Living Design Contest” donde buscaba el «Espacio mejor diseñado para la vida familiar de España». Tras cuatro meses y con los expertos ojos de tres prestigiosos interioristas de nuestro país, Nuna ha adjudicado a Sonia Justo, de Madrid, un premio que consiste en 1.000€ en metálico + 537,00€ en productos Nuna.

Sonia habla del reto que conllevó el diseño de la habitación de Noa, su hija: “Tener un hijo siempre te cambia la vida, pero si además es un niño con necesidades especiales, el reto es todavía mayor. Noa, nuestra hija, necesitaba una pequeña sala de motricidad en la que pudiera disponer de una colchoneta y un espejo para poder hacer los ejercicios que su fisioterapeuta y su terapeuta de estimulación temprana nos van indicando. Así que el reto fue integrar una zona de motricidad, una pequeña zona de lectura y estimulación, y un espacio para nosotros (ya que por sus necesidades pasamos mucho tiempo en su habitación, así que vemos la televisión en el ordenador, hacemos trámites bancarios, vemos el correo electrónico, y hasta comemos) añadido a la zona convencional que tienen todas las habitaciones de bebé (cuna, cambiador y juguetero).”

Para muchos padres, la llegada del bebé significa decir adiós a su hogar chic o con estilo. Para otros, ofrece una excitante oportunidad para diseñar o reformar espacios de la vivienda teniendo en cuenta la mente traviesa y las curiosas manos del pequeño. El Nuna Living Design Contest muestra los mejores espacios creados por los padres españoles a través de un concurso organizado por una marca de productos para el bebé que hace especial énfasis en el diseño.

“Hemos seleccionado esta habitación porqué además de bonita está distribuida desde un punto de vista lógico. En la pared derecha la zona de trabajo, cambiar el bebé…y en la pared de la izquierda la zona de juegos y estimulación del bebé para que pueda realizar ejercicios de psicomotricidad en la colchoneta del suelo.” dice Carmen Barasona, CEO de Barasona Diseño y Comunicación, quien junto al decorador Luis Puerta, a Germán Álvarez y José Manuel Fernández, de Cuarto Interior, y a Simone Gager, diseñadora de productos de niños y portavoz del concurso, han juzgado las propuestas presentadas.

Barasona hace un análisis de la habitación y añade “Es una idea muy buena poner un espejo en la pared para que el bebé se reconozca, juegue con su reflejo, pero espero que esté realizado con un espejo de seguridad o con una chapa de metal cromada que parezca  un espejo. Nunca se sabe si un niño le tirará un objeto al espejo y llegará a romperse. La elección del color es acertada, porque el rojo es un color vivo, aunque se recomienda para cuartos de juego no para dormitorios. El rojo es un color que estimula y es perfecto para estimular pero no es aconsejable utilizarlo en la habitación de dormir. La solución de los vinilos en la pared con motivos infantiles es muy aconsejable, por ser fácil de instalar y dar mucha personalidad a la estancia. Se ha elegido muy bien la ubicación de la habitación de Noa porque tiene una ventana que permite que entre la luz natural y además puede ventilar el cuarto infantil.”

Según el decorador Luis Puerta “del aspecto estético destacaría que han elegido una gama de color viva –rojos- que han matizado con neutros y blancos. Del aspecto funcional, que han sabido adaptar la estética a sus circunstancias especiales”.

“Integrar todas las necesidades de mi hija y las nuestras sin perder la alegría de una habitación infantil y sin perder tampoco la estética entre pop y nórdica que tenemos en el resto de nuestro piso fue todo un reto. Pero el resultado nos encanta y esperamos que a otros padres de bebés con necesidades especiales les anime ver como las habitaciones de nuestros niños pueden ser tan bonitas, funcionales y especiales como lo son nuestros hijos” nos explica Sonia Justo, ganadora del concurso.

“El diseño de esta habitación saca el máximo provecho a un espacio pequeño enfocándose en el niño y uniendo a la familia” dice la portavoz del Nuna Living Design Contest, Simone Gager. “Hemos visto muchos espacios bien diseñados en el trascurso del concurso que también han servido de fuente de inspiración para nuestro equipo de diseño.”

Para participar, los padres debían compartir una fotografía del espacio familiar más bonito y práctico de sus casas, dando una explicación del por qué consideran que ese espacio es bonito y al mismo tiempo funcional para los niños. Nuna ha premiado a la familia de Sonia con un premio de 1.000 € en metálico, más una hamaca LEAF una silla de paseo PEPP y una trona ZAAZ de Nuna (con un valor total de 537,00€).

Sonia ha declarado que se siente “Feliz por mi niña, por la familia que hemos creado mi pareja y yo y porque el día de mañana mi hija sabrá que sus padres vivieron con muchísima ilusión su infancia, tanto-tanto que le hicieron una habitación preciosa, que ganó un premio súper especial.”

Sonia ya sabe a que destinará los 1.000 € en metálico que ha ganado: “Los 1.000€ nos van a ir fenomenal. Mi niña es una gran prematura, nació a las 30 semanas, y durante siete años tendrá que seguir haciéndose revisiones. En la última, su neonatóloga nos ha dicho que probablemente vamos a tener que ponerle gafas y en septiembre tiene cita con el oftalmólogo pediátrico para que le gradúen la vista. Así que ya sabemos en qué vamos a emplear el premio. El resto del dinero se lo ingresaremos a Noa en su cuenta, para futuras necesidades que tenga.”

Para conocer los consejos de los tres interioristas miembros del jurado en la creación de espacios familiares teniendo en cuenta la realidad de tener hijos visitar nuna.eu/livingdesign-es