Cama infantil ideal y bonita para niños que dejan la cuna

Cuando el niño tiene aproximadamente 2 años (puede ser antes o después) es un buen momento para realizar el cambio de cuna a cama, ya que a esa edad se vuelven más activos y pueden comenzar a salirse solos de su cuna. Recuerdo cuando mi hija la mayor se salió por primera vez sola de la cuna, solo tenía un añito, pero ya caminaba desde los 9 meses. Tuve que cambiarle a una cama pequeña porque me daba miedo que se fuera a caer en una de sus escapadas, ¡menudo bicho era! La verdad es que no es fácil realizar el cambio de cuna a cama, al menos no lo fue para mi. Los niños de pronto se sienten libres sin los barrotes de la cuna y quieren salir a explorar el mundo que les rodea, aunque sea en mitad de la noche.

Cama infantil ideal y bonita para niños que dejan la cuna

Lo ideal es realizar el cambio con una cama de pequeño tamaño y que no sea muy alta, para que el peque pueda subirse y bajarse él solito sin problemas. Muchas familias optan por una cuna convertible, pero si en tu caso prefieres comprar una cama infantil para esta etapa, la cama Limer de Kenay Home es bonita e ideal para los peques que se hacen mayores.

Cama infantil para el cambio de cuna a cama

La cama infantil Limer está disponible en color blanco, blanco con patas de madera y en color verde. Tiene un diseño sencillo y escandinavo, y es para colchones de 140×70 cm. El material con el que está fabricada es melamina de alta calidad. Al igual que el resto de productos de Kenay Home, tiene un precio asequible y un diseño muy bonito. Más información en Kenayhome.com

SaveSaveSaveSave

SaveSave

SaveSave